Transporte

Los plásticos han realizado una aportación fundamental al desarrollo del transporte. Suponemos su presencia, pero en aviones, trenes, barcos y coches, los plásticos se encuentran por todas partes para nuestra comodidad, protección y economía.

La demanda de la industria de la automoción resulta un reto para los diseñadores actuales. La solución para lograr el equilibro entre un alto rendimiento, un precio competitivo, estilo y fiabilidad y la comodidad, seguridad, ahorro en combustible y mínimo impacto medioambiental a menudo está en una generación nueva de plásticos ligeros. Esto se refleja en el volumen de plásticos que se utilizan en el sector de la automoción.

Los plásticos están a la vanguardia de la innovación automovilística. Tomemos, por ejemplo, el coche SMART de Daimler Benz; este coche urbano compacto es un ejemplo perfecto de la innovación en diseño que los plásticos hacen posible, aportando también para el medio ambiente. El coche incorpora una serie de partes fabricadas en materiales termoplásticos de alta calidad que proporcionan flexibilidad en el diseño pero, lo que es más importante, lo ligero de estos plásticos implica que el coche utiliza una media de 4,8 litros de combustible cada 100 km. y emite menos de 120 gramos de C02 por kilómetro. Esta tecnología de los plásticos y el desarrollo de células ligeras son ejemplos típicos de cómo los materiales plásticos tienen un papel fundamental en el futuro del sector automovilístico y el ahorro energético.

Contacte con nuestro experto
  •  
  •  
  •