Envases

Los plásticos constituyen un material ideal para envases y embalajes para todo tipo de usos comerciales e industriales. Se diseñan y construyen para necesidades muy específicas explotando su adaptabilidad casi sin límites. Los envases y embalajes de plástico son fundamentales para fabricar, almacenar, transportar, proteger y mantener los productos. Los envases y embalajes son los mayores consumidores de plásticos; más del 50% de todos los productos europeos están envasados y embalados en plásticos y, sin embargo, en peso, estos plásticos suponen únicamente un 17% de todos los envases y embalajes. Se ha alcanzado una eficiencia muy importante en los envases y embalajes de plástico, de forma que hoy día el peso medio del envase para un determinado producto se ha reducido alrededor de un 28% durante los últimos 10 años.

A continuación veremos algunas de las ventajas que ofrecen los envases y embalajes de plástico:

  • Conservan y mantienen los alimentos
    Los plásticos protegen y mantienen los alimentos perecederos durante más tiempo, lo que reduce los residuos y la utilización de conservantes, al tiempo que mantienen el sabor y el valor nutritivo de los alimentos.
  • Cómodos e innovadores
    La gente quiere que los envases y embalajes lleven una identificación y etiquetado claros y que sean fáciles de abrir y utilizar. Cada año, los envases y embalajes de plástico evolucionan para satisfacer las demandas de la sociedad moderna.
  • Seguros e higiénicos
    Los envases y embalajes de plástico protegen contra la contaminación de los alimentos y las medicinas. Ayudan a evitar que se extiendan los gérmenes durante la fabricación, la distribución y en el comercio. Los cierres herméticos proporcionan una protección y seguridad añadidas. Los envases y embalajes de plástico permiten que la gente pueda ver los productos sin tener que tocarlos, cortarlos, arañarlos o provocarles otros desperfectos.
  •  
  •  
  •