Procesos



Los plásticos se derivan de productos orgánicos. Los materiales utilizados en la producción de plásticos son naturales, como la celulosa, el carbón, el gas natural, la sal y, por supuesto, el petróleo bruto.

El petróleo bruto es una mezcla compleja de miles de componentes. Para ser útil, debe procesarse.
La producción de plásticos comienza con un proceso de destilación en una refinería de petróleo.

El proceso de destilación supone la separación del petróleo crudo en grupos más ligeros llamados fracciones. Cada fracción es una mezcla de cadenas de hidrocarbono (compuestos químicos de carbón e hidrógeno), que difieren en el tamaño y en la estructura de sus moléculas Una de esas fracciones, la nafta, es el elemento más importante para la producción de plásticos.

Los dos procesos más importantes que se utilizan para producir plásticos son los denominados polimerización y policondensación, y ambos requieren unos catalizadores especiales. En un reactor de polimerización, los monómeros, como el etileno o el propileno se juntan para formar largas cadenas poliméricas. Cada polímero tiene sus propiedades diferentes, su estructura y su tamaño dependiendo de los distintos tipos de monómeros básicos que se utilicen.

Existen muchos tipos de plásticos diferentes y pueden agruparse en dos familias principales de polímeros:

  • Termoplásticos (que se ablandan con el calor y se vuelven a endurecer al enfriarse)
  • Termoestables (que nunca se ablandan una vez que se han moldeado)

Ejemplos de termoplásticos
Acrilonitrilo-butadieno-estireno – ABS
Polycarbonato - PC
Polietileno - PE
Polietilentereftalato - PET
Policloruro de vinilo - PVC
Polimetil metacrilato - PMMA
Polipropileno - PP
Poliestireno - PS
Poliestireno expandido - EPS

Ejemplos de Termoestables
Epoxi (EP)
Fenol-formaldehídos (PF)
Poliuretano (PUR
Politetrafluoretileno - PTFE
Resinas de poliester no saturado (UP)
 
  •  
  •  
  •