Portal educativo

¡Mira a tu alrededor! Existen todas las posibilidades de que encuentres al menos una cosa hecha de plástico. En la actualidad, los plásticos se utilizan por todas partes. Ayudan a hacer que nuestras vidas sean más limpias, más fáciles, más seguras, más cómodas, y más agradables. Los plásticos proporcionan soluciones seguras y baratas para muchos retos del diseño y de la tecnología. Piensa en la ropa que llevamos, las casas en que vivimos, los ordenadores que utilizamos y los CDs que escuchamos. Ya estemos comprando en un supermercado, en una operación de cirugía mayor o simplemente lavándonos los dientes, los plásticos forman parte de nuestra vida.

Los plásticos en tu vida

Desde las aplicaciones eléctricas a los equipos médicos, los envases y embalajes, los viajes en coche y en avión, los plásticos son una parte fundamental de nuestras vidas. ¿Por qué? Porque los plásticos son versátiles, ligeros, seguros, duraderos y rentables.

¡Versátiles!

Los plásticos se pueden modelar en una gran variedad de formas complejas y facilitan el diseño de miles de aplicaciones. Son rígidos o flexibles, sólidos o porosos. Pensemos en la diferencia entre un teléfono, una botella y una bolsa de plástico para hacernos idea de la enorme variedad que existe.

¡Ligeros!

Comparados con otros materiales, los plásticos son muy ligeros, lo que proporciona una serie de ventajas:

  • Consumo de menos materias primas
  • Se necesita menos energía para su producción
  • Manejo y transporte más fáciles
  • Menos gasto de combustible en su transporte
  • Menos contaminación atmosférica en su transporte
  • Menos residuos

¡Seguros!

Los plásticos aportan soluciones higiénicas y de protección. Aunque son ligeros, los plásticos también son extremadamente resistentes, lo que significa que pueden utilizarse en los casos más exigentes. Como son resistentes a la rotura y pueden hacerse casi irrompibles, los plásticos se emplean en usos donde la seguridad tiene mucha importancia – por ejemplo, en los envases para alimentos y bebidas y para usos sanitarios-. Muchas de las características de los coches modernos se basan en gran medida en los plásticos.

¡Duraderos!

Los plásticos proporcionan soluciones duraderas y resistentes. No sufren corrosión ni se descomponen con el paso del tiempo. Son duraderos y resistentes a la intemperie, lo que quiere decir que son ideales para aplicaciones de mucho tiempo, por ejemplo en la construcción, con un coste mínimo de mantenimiento –tuberías y cables exteriores o bajo tierra– y que pueden durar más de 50 años en algunos casos. Los plásticos pueden absorber el impacto de los golpes, lo que los hace adecuados para las partes externas de los coches más ligeros. La utilización de plásticos de ingeniería se ha convertido en fundamental en muchas aplicaciones imprescindibles en la automoción.

¡Económicamente rentables!

Los plásticos reducen los costes de la cadena de producción y abastecimiento de muchas maneras. Reducen la energía utilizada en la fabricación y facilitan que algunas piezas con formas complejas sustituyan a los ensamblajes de muchos componentes. Las líneas de alta velocidad de moldeo y sellado de envases aumentan la producción de las empresas y evitan operaciones inútiles como el movimiento de envases vacíos. El bajo peso de los plásticos reduce la cantidad de combustible durante el transporte.

Contacte con nuestro experto
  •  
  •  
  •